Las energías renovables son el futuro. Ya está demostrado que el costo de las energías renovables será menor a medida que pase al tiempo y cada vez es más fácil amortizar este tipo de proyectos.