Latinoamérica entra en el boom de la energía solar

Hoy no hablamos de España, hablamos de países de Latinoamérica como México, Chile, Argentina, Colombia, Brasil, etc. Es obvio que en Brasil no se habla español pero es uno de los pocos países a los que concierne esta noticia de los que no se habla.

Mucha gente puede pensar que las energías renovables, en concreto la solar, no paran de despegar en los países desarrollados pero… ¿qué pasa con los países menos desarrollados? La tendencia al alza de la energía solar ya no solo está en los países con más recursos, los países de Latinoamérica se han dado cuenta de que las renovables deben crecer y el boom de esta está despegando.

Crecimiento energia solar LATAM

¿Qué pasa en Latinoamérica con la fotovoltaica?

Como muchos sabréis Solventia es una empresa que cuenta con sede en muchas zonas del planeta e incluso nosotros estamos construyendo grandes plantas de energía solar en algunos de estos países.

Hace unos años estos países apenas tenían instalaciones fotovoltaicas pero antes de finalizar esta década auguran tener más de 40 GW instalados de la misma. Y sí, este mismo año se ha aumentado la participación en la demanda global de un 2,4% hasta un 6,2%, una cifra impresionante si tenemos en cuenta las cantidades que aquí se manejan.

Las claves para el despegue de la energía solar hay que verlas en la caída de los precios de la misma. La energía solar es cada vez más barata y eso, unido a las épocas de sequía, hace que los gobiernos apuestan firmemente por el desarrollo de este tipo de energías que no solo permite abaratar el precio de la energía, también permite cuidar el medioambiente y ganar eficiencia con el paso de los años.

En 2020 el mercado latinoamericano espera crecer exponencialmente y hay una previsión de 42 GW que se debería cumplir a finales de la misma. Y sí, América Latina pelea por ofrecer un 10% de la demanda global de energía fotovoltaica a finales de la década actual.

De momento las barreras más problemáticas están el financiamiento para proyectos con baja tasa de retorno y la depreciación de las monedas en México y Brasil. Hay que seguir trabajando para ese cambio de mentalidad, para que el mundo busque el mejor lugar para vivir.

Fuente | GTM Research

Dejar un comentario