Cómo funciona una instalación solar de ACS.

Una de las aplicaciones más utilizadas de la energía solar térmica es el calentamiento de agua para uso doméstico. El funcionamiento de una instalación de energía solar térmica que proporcione Agua Caliente Sanitaria (ACS) a una vivienda o apartamento es relativamente sencilla de realizar y esto hace que se pueda instalar en prácticamente cualquier sitio, bien sea vivienda adosada, apartamento, unifamiliar, casa, edificio aislado, bloque de viviendas en la ciudad, etc. Se puede instalar de manera individual en todos los casos y su coste no es elevado.

Con la instalación de ACS mediante Energía Solar Térmica se produce un ahorro económico al no tener que consumir electricidad o gas para calentar el agua, ya que ésta se caliente con los rayos del sol. El coste de la instalación es relativamente bajo, por lo que periodo de retorno de la inversión es más que aceptable y supone a medio plazo una disminución en el consumo eléctrico o de gas de la vivienda.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies