Clases de paneles solares.

Hay diferentes opciones de paneles solares. En concreto hay tres:

  • Los paneles solares térmicos. Son los más básicos y los mejores para aprovechar la energía solar como es debido, y no solo usarla para la electricidad. Este tipo de placas se conectan a una red que permite calentar el agua, la calefacción e incluso si tenéis piscina, también permite calentarla.
  • Otro modelo de instalación es la de tipo aislado. En este caso, los paneles se usan en situaciones concretas. Podéis usarlos en viviendas de fin de semana o zonas de agricultura. En vuestra residencia habitual no merece la pena el uso de este tipo de paneles. Lo bueno es que acumulan energía que podéis usar cuando queráis.
  • Otro tipo que funciona muy bien en pisos son las persianas solares. No son muy caras y se instalan más fácilmente. Absorben la energía solar en un panel situado en una de las esquinas de la ventana. No solo permiten ahorrar en energía solar, sino que protegen del calor y el frío, haciendo que tengáis una temperatura media. También reduce los ruidos procedentes del exterior.
Fuente: canal Hogar

Dejar un comentario