La Energía Solar térmica.

La energía solar térmica consiste en el aprovechamiento del calor solar mediante el uso de paneles (también llamados colectores) solares térmicos.

A nivel doméstico se utiliza para:

  • Calentamiento de agua sanitaria (ACS).
  • Calefacción por suelo radiante.
  • Calefacción de agua en piscinas.

Según las necesidades de cada uno, la instalación de energía solar térmica puede resultar más o menos compleja. Podemos encontrar desde equipos compactos para dotar de agua caliente sanitaria a una casa unifamiliar, hasta instalaciones más complejas con fluidos caloportadores distintos al agua, intercambiadores de calor, grandes depósitos de acumulación, etc…
Actualmente se puede afirmar que el aprovechamiento de la energía solar térmica es máximo, y que las inversiones realizadas en general son amortizables.

Fuente: Renov-arte

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies